UN DÍA CON “ADELINA”: MUJERES POLICÍAS EN ROSARITO

Playas de Rosarito a 09 de febrero de 2015.- Son las 5:00 de la mañana y el despertador suena en casa de Adelina Ramírez, quien vive en una de las tantas colonias que integran la Zona Centro de Playas de Rosarito; a sus 46 años de edad y 18 años de servicio en la policía municipal de este municipio, lo que la motiva a despertar con entusiasmo cada día son sus tres hijos y su ciudad.

3objeto (s)

Adelina quien desde hace 16 años se separó del padre de sus hijos, buscó salir adelante como mujer, empleando su inteligencia y capacidades en algo que pudiera contribuir a la mejora de su comunidad, pues aunque es procedente del Estado de Guerrero ve a Baja California como su verdadero hogar.

Antes de desempeñarse como coordinadora de Programas Preventivos y Unidades Especiales en la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Playas de Rosarito, pasó por muchas situaciones difíciles, sin embargo, encontró el valor para resolver cada una basándose en la importancia que tiene su trabajo, el cual realiza con dedicación y esmero.

Recordó que entró a la profesión inspirada por su abuelo Luis Sánchez, quien fue militar en los 40´s y por su padre, Martín Ramírez, quien se desempeñó como policía rural en Petatlán, Guerrero.

Parte de su trabajo diario consiste en difundir acciones de seguridad en las escuelas de nivel básico y media superior; donde imparte talleres sobre acoso escolar, prevención de adicciones y violencia doméstica.

Como mujer y como servidor público una de las grandes preocupaciones que tiene es alejar a los jóvenes de situaciones que los pongan en riesgo, así como contribuir a reducir los índices de delincuencia, los cuales mayormente “se pueden evitar a partir de la educación en los hogares”.

En el tema de violencia contra las mujeres, Adelina Ramírez refirió que faltaba mucho por hacer, sin embargo, se siente satisfecha de que su labor en la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Playas de Rosarito, ha podido salvar la vida de muchas mujeres, así como cambiar la perspectiva que se tiene del género.

Hizo saber que en el 2014 el Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo (C4), atendió cerca de 500 reportes telefónicos relativos a abusos verbales y físicos en contra de mujeres y niños en Rosarito, de los cuales la mayoría se resolvieron por la vía de la conciliación, sin embargo también hubo cerca de 18 ‘turnaciones’ de presuntos responsables.

Añadió que en la corporación policiaca laboran sólo 8 oficiales de sexo femenino, de una población aproximada de 180 agentes, por lo que se siente orgullosa de sus compañeras de género y de profesión, pues sabe que cada una ha librado su propia batalla y buscado la profesionalización en cada una de las áreas de seguridad.

Sobre el municipio de Playas de Rosarito, afirmó que es un lugar próspero, con gente amable y un elevado potencial económico, por lo que “es una dicha trabajar por él y ver cómo sociedad y gobierno siguen caminando juntos”.

“Me gustaría ver a Rosarito transformado en una ciudad bonita, limpia y segura, apoyado de un gobierno que entienda y atienda a la gente; y yo sé que estamos cerca de lograrlo porque estamos trabajando sobre este objetivo”, comentó la oficial.

 

Por la noche, cuando Adelina regresa a casa a pasar el tiempo con sus hijos, el sentimiento que la acompaña mayormente es el de poder seguir cumpliendo la labor acorde con sus ideales y con los de la institución municipal a la que pertenece; pero sobre todo, duerme con la satisfacción de haber hecho un trabajo “bien realizado”.